AVISO LEGAL | CONDICIONES | INFORMACIÓN | PUBLICIDAD | CONTACTO
Hoy es Lunes 17 de Junio de 2024  |  

Una cuestión de prioridades

 
 

Javier Fernández

Resultaría complicado dirimir causas tan arduas que dan origen a la sinvergonzonería, al ánimo de lucro, y sobre todo a la corrupción. Que en este país la picaresca se lleva con más avaricia que astucia, es bien cierto; que que cualquier rufián encorbatado con ampulosa labia y maletín en mano, cuyo oficio ni beneficio acaba siendo una verdadera lacra para la sociedad, también es cierto; que prácticamente la tolerancia alimenta más las injusticias y la desigualdad también tiene veracidad. Pero no partamos de trivialidades. Ha cobrado en los últimos días especial relevancia el desfalco de 18 millones de euros en la empresa Adif, cuyo proyecto, entre otras cosas, era construir una línea de AVE entre Murcia y otros muchos lugares del Levante. Toda la urdida desviación se llevó a cabo entre 2010-2014, pero lo más llamativo de todo fue el periodo de gestación (un tiempo en el que estábamos con dos palmos de lengua para llegar a fin de mes, sobre todo los que pertenecemos a las clases medias.

Durante buena parte de los años 2010-2013, en la Región de Murcia se pensaba -o se hacía por pensar- que el desarrollo de infraestructuras como el AVE generaría puesto de trabajo, desarrollo de transporte, comunicación con otros lugares, etc. Y mira por donde todo el plan de los rufianes y bellacos que hay de por medio, va a suponer otro asunto de guida para lucrarse con dinero público. O lo que es lo mismo, vendiendo el gato por la liebre. De estimar que el AVE supondría un acicate para la creación de empleo y la creación de infraestructuras, se ha pasado al envilecimiento de empresas constructora, banqueros, empresas subcontrata, ingenieros, etc. Y muchos de los tipos mencionados tendrá la mísera fortuna de salirse por la tangente.

Por lo que uno se puede documentar, según las pesquisas de la Guardia Civil, son 18 millones de euros los que se han desfalcado sin reparo ninguno en la “Operación César”. El consejero de infraestructuras de la comunidad, no de ahora, sino de la legislatura de Valcárcel (un tipo que es mejor no decir su nombre), puso la guinda en el pastel cuando salía predicando que la Región de Murcia se merecía tener el AVE, que los “murcianicos” no somos menos que otras Autonomías para prescindir de una infraestructura de semejante índole.

Para muchos se pensaba que el proyecto del AVE incrementará no sólo la empleabilidad de muchas personas sino también el PIB de la Región. Lo cierto es que el PIB de la comunidad depende en gran parte de “la huerta de Murcia”, las exportaciones frutícolas y el sector servicios. Al ver en distintos medios de comunicación, incluso en las calles de Murcia, agricultores y ganaderos que se manifiestan para tener un respaldo del gobierno regional, me produce una gran impotencia ver que, dinero público de los contribuyentes, ha ido a para al bolsillo -o donde les haya dado la gana desviarlo- de una panda de rufianes. ¿Qué necesidad tiene la Región de Murcia de gastarse 18 millones de euros o el dinero que sea, es una cosa que francamente no es primordial? ¿Qué urgencia se tiene para que la Región presuma de tener el AVE? Prácticamente ninguna. A diario, quienes nos tomamos la molestia de leer prensa y contrastar noticias, vemos en los medios de comunicación gente dando su voz para que los escuchen, frente a todos los calvarios con los que intentan lidiar, (agricultores que pierden grandes producciones de su cosecha por la sequía; enfermos y personas dependientes que se ven limitados para subsanar sus necesidades saludables; estudiantes que hacen lo que pueden para pagar su matrícula en la universidad; centros educativos que pierden plantilla de docentes; hospitales que se ven abocados por la falta de personal sanitario provocando la ineficacia de servicios médicos, etc), uno siente una cierta impotencia al ver que, dinero público de los contribuyentes, alimente las bocas de los hijos de aquellos que escamotean todo cuanto pueden; mientras que otros andan con hartas fatigas.

Es una verdadera lástima -pero sobre todo es denigrante-, ver el despilfarro que hay en este país, hasta el punto de perder de vista lo realmente imprescindible; con ello me refiero que, pudiendo aprovechar esos 18 millones de euros, y otras muchas cantidades de dinero desviado, en cosas importantísimas como: en educación, investigación, sanidad, cultura, servicios sociales, el cuidado del medio ambiente, a familias desfavorecidas, a comedores sociales, a bibliotecas públicas, etc., la cosa se queda completamente en vano. Cosas que, como todo el mundo sabe, se han visto muy agravadas por tiempos recientes. A medida que muchos agricultores ven como sus cosechas se pierden por la sequía (por ejemplo, los campos de lechuga de la zona de Cartagena), otros se lucran sin saber lo que es el valor del esfuerzo, tipos que no saben lo que es enlomarse de sol a sol, entre gotas de sudor, y las manos curtidas para ganarse en jornal. Si al menos se tuviera la cordura de aprovechar todo el dinero público y al mismo tiempo en redistribuir la riqueza, quizá la sociedad española no sería tan infame y el sistema no estaría corrompido.

Dice un refrán que el hombre astuto, hasta de los males saca buen fruto. Vamos, que priorizar en situaciones adversas es de sentido común. Algo que parece que no es tan común en este país.

 
Una cuestión de prioridades
Share

Tags

, ,

Noticias Relacionadas

Información del Autor

El Eco de Jumilla

 
 
Comparte esta noticia
[pinit remove_div="true"]
 
 
Publicidad
 
 
Comentarios de Facebook
 
0 Comentarios

Tu puedes ser el primero en dejar un comentario..

 
Deja un Comentario
 

Nota: Al hacer uso de este servicio, el usuario afirma haber leido y aceptado las condiciones de uso. Los comentarios que por su contenido hagan caso omiso de la Asistencia Legal no están permitidos. Este website no se hace responsable de los comentarios y opiniones vertidos por los usuarios, siendo los mismos responsabilidad exclusiva de la persona que los publica. En el caso en el que se publique algún comentario que pueda herir la sensibilidad del internauta, rogamos que se pongan en contacto con nosotros en el email [email protected], detallando de qué mensaje se trata y las razones por las que considera que puede ser ofensivo y automáticamente procederemos a realizar la acción que creamos más conveniente en cada caso.




 
 

 
 
 
 

 
 

EL TIEMPO EN JUMILLA | Patrocinado por: ElTiempoEnJumilla.es


Copyright © El Eco de Jumilla. 2024, Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Términos y condiciones | Información | Publicidad | Contacto  |  Desarrolla Clickche



Subir Arriba